Una razón por la que tu empresa debería ser transparente

Share Button

¿Cómo conseguir mayor transparencia?

Tu máximo objetivo como director de Recursos Humanos  es apoyar al negocio para conseguir beneficios.

Aumentar las ventas y conseguir que los clientes estén más satisfechos.

¿Cómo puede la gestión interna con tus colaboradores causar un impacto positivo en la proyección externa de la compañía?

Para que un cliente confíe en una empresa, primero tienen que confiar sus empleados.

Son ellos el nexo de unión entre los productos y servicios que una empresa ofrece y las personas que los compran.

Los colaboradores, en sus interacciones con otros públicos (proveedores y clientes) transmiten al cabo del día multitud de mensajes sobre la empresa a la que representan, ya sea de manera consciente o inconsciente.

No puedes controlar esos mensajes, no gastes esfuerzo en intentarlo. Lo que sí puedes hacer es trabajar la credibilidad interna para que de manera natural se transmita al exterior.

Tienes que convertir a todos tus empleados, desde el equipo comercial al departamento de contabilidad, en los mejores embajadores de tu marca y tu producto.

La transparencia juega un rol fundamental en este contexto. Pero, ¿cómo conseguir mayor transparencia? Se trata de un concepto abstracto, que pocas veces se aterriza.

El instrumento que permite que la transparencia se vuelva tangible es la comunicación.

Trabaja tu comunicación interna

No se trata de contarlo todo en todo momento, pero sí identificar qué información es importante y para quién.

La comunicación es la principal receta contra las incertidumbres y los miedos de los colaboradores, especialmente en estos momentos donde el contexto económico hace que percibamos la realidad como más insegura.

El departamento de Recursos Humanos debe ser especialmente sensible, trabajando de forma permanente para crear un clima laboral abierto, de conversación fluida entre todas las escalas de la compañía.

Publica internamente tus logros, pero también tus derrotas. Contrariamente a lo que se piensa, esto no difunde una imagen de debilidad, sino de madurez.

 

Alinea tu comunicación interna con tu comunicación externa

En las grandes compañías, los departamentos de comunicación interna y externa son dos áreas independientes que funcionan por separado. Sin embargo, para ganar la confianza entre los empleados y la credibilidad de los clientes, tiene que existir un paralelismo entre lo que se hace dentro y lo que se dice fuera.

Nada destruye más rápido la reputación interna de una compañía que mostrar dos caras diferentes.

Por ejemplo, ¿qué pensarán los empleados de una empresa que anuncia sus responsabilidad con la conciliación y la igualdad de género como valores si luego no se cumplen en sus políticas de recursos humanos?

 

Empresas honestas y coherentes

Cada vez más, las personas quieren relacionarse con empresas honestas y coherentes, ya sea para trabajar o para comprar.

Por eso, planifica tus políticas de comunicación interna y externa de forma conjunta. Si la comunicación externa está fuera de tu control porque esa competencia pertenece a otro departamento, crea alianzas con él.

De esta manera, tus colaboradores tendrán la misma percepción de la compañía tanto en su papel de trabajadores como el de públicos externos – dado que también reciben los impactos publicitarios de la compañía como cualquier otro posible cliente.

Cuanto menor sea la distancia entre ambas visiones, mayor será su confianza en la compañía para la que trabajan.

Post relacionados:

 

 

Liderazgo KPI


Fuente imagen: Flickr/ reynermedia

Share Button
Mejora tu clima organizacional con el Celpax

“En lugar de feedback anual, nos esforzamos diariamente en ir hacia la dirección correcta”

 

Eugène Kusse, Unilever

Unilever - clima laboral