Las claves de la retención del talento

 

¿Eres capaz de retener tu talento? ¿Generas compromiso en tus empleados? Hoy en día se está produciendo una tendencia al despido de empleados debido a la situación económica y la consiguiente necesidad de ahorro de costes.

Sin embargo, existe un colectivo de empleados clave. Son los que realmente te importan porque aportan un gran valor a tu compañía. Si uno de ellos se marchara, ¿te imaginas la catástrofe? ¿cómo recuperarías el conocimiento perdido?

El talento clave

Aunque en una empresa cada puesto es importante y todos pueden aportar valor desde su ámbito de acción, es cierto que determinadas funciones se pueden considerar clave. Son puestos estratégicos, donde la persona que los ocupa está realmente implicada y utiliza sus conocimientos para el beneficio de la empresa y el suyo propio.

Así, el valor proviene más de la persona que del puesto que ocupa. Por eso  las razones por las que en muchos casos un empleado no es considerado clave se basan más en su grado de compromiso que en su función dentro del organigrama empresarial o en su conocimiento.  Se trata en general de personas que  hacen lo mínimo por mantener su puesto de trabajo y que no se esfuerzan por mejorar porque no están comprometidas ¿cómo van a ser empleados clave con esta actitud? ¿Cómo va la empresa a comprometerse con este empleado?

Un empleado que no está comprometido es más fácilmente sustituible

En este contexto, un empleado que no está comprometido es más fácilmente sustituible y el impacto que produce cuando decide marcharse es muy pequeño.  No sucede lo mismo si el que decide abandonar la empresa es un empleado comprometido, que realmente cree en la compañía y que aporta toda su energía, conocimiento y experiencia para hacerla crecer.

Normalmente estos son los empleados que ocupan los puestos más críticos. Aportan valor porque realmente entienden por qué están en la empresa, cuál es su propósito y tienen autonomía suficiente para llevarlo a cabo.

El compromiso, una cuestión de sentimientos

Por ello es muy importante conseguir el compromiso en los empleados, especialmente en aquellos que ocupan estos puestos críticos. Expertos en la materia como Daniel Pink afirman que el motivo fundamental por el que un empleado permanece en la empresa no es su salario, sino su nivel de compromiso. Si el salario está ajustado al mercado y no es motivo de preocupación, un mayor salario no produce un mayor compromiso.

Esto sucede porque el compromiso se basa en tres pilares que tienen mucho que ver con lo esencial en las personas, sus sentimientos. Por eso conseguirlo es tan difícil:

  • Autonomía: conseguir la flexibilidad suficiente como para sentir que tenemos el control de nuestras vidas, nuestras decisiones y nuestro trabajo.
  • Maestría: tener la posibilidad de alcanzar la maestría en las tareas que realizamos.
  • Propósito: entender que nuestra función es parte de un plan y que somos una pieza importante en él. Comprender el significado de por qué hacemos lo que hacemos.

El fracaso de los planes de retención de talento

Idealmente, las empresas deberían contar con programas de talento que garanticen el cumplimiento de estos tres pilares. Es esencial para la empresa trabajar de forma continua en el estado de ánimo del conjunto de los empleados, no solo con el propósito de retener el talento, sino porque afecta a la productividad y a la satisfacción del cliente, con lo cual impacta directamente en la cuenta de resultados.

Sin embargo, la realidad se impone y la carga de trabajo es tan grande que a veces los grandes planes son una barrera a la acción real. Esto le sucedió a Kungsleden, una compañía sueca con graves problemas en motivación de personal que decidió comenzar a realizar acciones muy puntuales de forma intuitiva.

Por ejemplo, organizaron unas “lunch roulette” o rueda de almuerzos, donde los empleados se apuntaban voluntariamente para ir a comer con un compañero elegido al azar. Esta acción causó un tremendo impacto en el compañerismo, uno de los pilares importantes de la compañía.

Los resultados ante iniciativas como estas fueron tan positivos que ahora el 91% de sus empleados la recomienda a familiares y amigos para trabajar y año tras año se clasifican entre los primeros del país como “Great place to work”.

La fuga de talento cuesta dinero

Debes saber que te conviene comenzar cuanto antes con estas pequeñas acciones para retener a todos los empleados, incluso a aquellos que no consideras como claves para tu organización. Los estudios afirman que es diez veces más costoso contratar y entrenar a un nuevo empleado que retener a los que ya tienes. Además, el porcentaje de absentismo laboral en empresas con bajos índices de compromiso es notablemente mayor.

Por otro lado, más allá del producto y de otras consideraciones, los empleados son los que marcan la diferencia en la satisfacción del cliente. De acuerdo con las estadísticas, entre el 40% y el 80% de la satisfacción proviene de la actitud del empleado.

Los empleados comprometidos se preocupan más de resolver las necesidades de los clientes. Se esfuerzan y eso se nota, son más empáticos y hacen sentir al cliente especial. Así, puedes incrementar la satisfacción de tus clientes a través de la puesta en marcha de medidas que aumenten el compromiso de tus empleados.


Mide y mejora el clima laboral con un dispositivo Celpax

Fuente imagen: Flickr / Nomadic Lass

 

Share Button

Un dispositivo para mejorar el clima laboral

El Celpax se coloca en la salida del trabajo, y mide el estado de ánimo de los trabajadores:

Mejorar el clima laboral en tiempo real

¿QUÉ TAL FUE TU DÍA?

 

1. Pulsa el botón verde o rojo

2. La consola online muestra el estado de ánimo de los empleados

3. Mejora continuamente las cosas que hacen que tus compañeros pulsen rojo :)

Mide. Mejora. Repite.

Prueba 1 dispositivo Celpax sin coste