Problema y Panorama del compromiso laboral en España

Share Button

El compromiso laboral en España

Actualmente, sólo el 13% de los empleados a nivel mundial está comprometido en su trabajo, entendiendo el compromiso como su implicación emocional y su esfuerzo para crear valor en las empresas en las que trabajan.

Además, el porcentaje de empleados activamente poco comprometidos y con riesgo de resultar hostiles duplica el de empleados comprometidos.

Eso al menos indica el último informe de Gallup “State of the Global Workplace: Employee Engagement Insights for Business Leaders Worldwide” (Estado del Entorno Laboral Global: Perspectivas del Compromiso de los Empleados para Líderes de Negocio a nivel mundial).

Lo curioso es que esto sucede incluso en países, como España, que vienen experimentando en los últimos años un alto incremento en los niveles de desempleo.

Por este motivo, las cuestiones en torno a cómo generar un mayor compromiso se están convirtiendo en un asunto cada vez más relevante en la economía global, por su impacto directo en la cuenta de resultados de las compañías, en la productividad de los empleados y en la satisfacción de los clientes.

En este sentido, las recomendaciones del informe Gallup giran en torno a que las empresas hagan un esfuerzo para entender mejor cómo usar el talento y las capacidades de sus empleados, al mismo tiempo que aprenden a motivarles mejor.

Esto no es posible sin entender el compromiso como una palanca de valor más, para la que se fijen y midan indicadores (KPIs), de la misma forma que se hace para otras áreas de negocio como las ventas o la productividad.

El contexto europeo

En Europa Occidental, la crisis y las medidas de austeridad que se han adoptado como consecuencia de la misma son la principal razón que explican por qué los ciudadanos europeos se encuentran entre los que menos confianza tienen en el mercado de trabajo a nivel mundial y en sus posibilidades de encontrar un trabajo mejor.

Por eso los empleados de compañías europeas tienden a permanecer en sus trabajos durante más tiempo, incluso aunque no se sientan comprometidos con su empresa.

Aunque los resultados varían un poco en función del país y de su situación económica concreta, en ningún caso las mediciones de Gallup muestran más de una quinta parte de empleados comprometidos sobre el total de ciudadanos activos.

Incluso, en sólo siete de los diecinueve países analizados, los empleados comprometidos superan en número a los no comprometidos.

Es el caso de Dinamarca, donde se muestran las tasas de compromiso más altas del espacio europeo (20%, frente a un porcentaje de empleados no comprometidos del 10%). Curiosamente, países como Holanda o Finlandia, de los que podríamos aventurar que disfrutan de niveles de compromiso altos, ocupan los lugares más bajos de la lista, (9% y 11% respectivamente).

La situación en España

En nuestro país, el 18% de las personas que tienen un empleo manifiestan estar comprometidas con él, frente a un grupo del 20% que se declara como activamente poco comprometido.

En medio se sitúa una masa gris del 62% de empleados, que acude a su trabajo cada día sin muchas ganas de realizar grandes esfuerzos por su empresa aunque sin caer tampoco en comportamientos negativos.

Este último es el grupo en el que los responsables de recursos humanos y los líderes de equipos deben fijarse, esas las personas a las que prestar atención para que con pequeñas acciones basadas en una filosofía de mejora continua, poco a poco se vayan moviendo del grupo de indiferentes hacia actitudes más comprometidas con los resultados de las compañías para las que trabajan.

Cabe destacar asimismo el natural optimismo de la cultura española.

Según los resultados de Gallup, a pesar del panorama económico general del país y de la falta de compromiso particular de los empleados, sólo el 5% declara sentirse en una situación de sufrimiento, frente a un sorprendente 37% que siente que está progresando laboralmente.

 

Mide el clima laboral en tiempo real con el dispositivo Celpax

Pide 1 dispositivo Celpax sin coste
Medición del clima laboral en tiempo real

Fuente Imagen: Flickr / Sebastiaan ter Burg

Share Button