El presente y futuro del cuestionario de satisfacción laboral

Share Button

Durante los últimos 70 años, los métodos y objetivos del cuestionario de satisfacción laboral, también conocido como encuesta de clima laboral, han evolucionado relativamente. Tradicionalmente se evaluaba únicamente la satisfacción de los empleados con el clima general de la empresa.

Poco a poco, con el paso de los años el análisis se ha ido ampliando para abarcar asuntos como la comunicación, las políticas de retribución, el liderazgo o el alineamiento con la estrategia de negocio. Resulta fruto de la creciente importancia que se le otorga al capital humano dentro de las organizaciones, como pieza clave en la cuenta de resultados y en la satisfacción de los clientes.

Además, la llegada de las nuevas tecnologías ha hecho que se pase del formato papel a métodos electrónicos que ahorran tiempo en el procesado de los datos.

Sin embargo, la esencia de los cuestionarios de satisfacción que se vienen haciendo desde los años 30 no ha cambiado de forma considerable. Dado que hoy en día el mundo empresarial está en un constante y vertiginoso cambio y las organizaciones están cambiando también al mismo ritmo, han surgido en los últimos años diversas opiniones acerca de cuál es el mejor método para realizar esta evaluación.

Los cuestionarios parecen ya métodos un tanto desfasados por no permitir una suficiente agilidad en el proceso, aunque han mejorado con los años y siguen siendo tremendamente útiles si se combinan con otros métodos de medición continua del clima laboral y con entrevistas en profundidad para obtener un detalle más completo de determinados resultados.

Un diseño adecuado para el cuestionario de satisfacción laboral

A la hora de plantearte la puesta en marcha de un cuestionario de clima, seguir una metodología adecuada garantiza una mayor precisión de las respuestas y, lo que es quizá más importante, una sensación en tus empleados de que su opinión es útil para mejorar perceptiblemente su entorno, su día a día y sus condiciones de trabajo.

Tu cuestionario de clima debe marcar la diferencia. ¿Qué número de preguntas debe tener y cuándo conviene lanzarla? Es vital plantear un número correcto de preguntas, que permita responderlas en un máximo de diez minutos. El enfoque será clave. Si son sencillas y se entienden bien, las respuestas serán más precisas. Si preguntas de forma diferente, obtendrás mejores respuestas.

Por último, establece un calendario conveniente a la hora de lanzar el cuestionario. Cuida que no coincida con un evento importante, pues estar fuera de la rutina impactará en el resultado. El anonimato y la voluntariedad serán condiciones indispensables de éxito. El nivel de participación también te proporcionará información más allá de las respuestas que consigas obtener.

Más allá del resultado

Un nuevo reto implica traducir las respuestas a una medida que te resulte significativa. Será un ejercicio de interpretación, para el que debes establecer criterios.

Telefónica, por ejemplo, utiliza el “Índice Global de Clima y Compromiso” (ICC) para entender cómo se sienten sus empleados. ¿Cuál es tu indicador y cómo lo has establecido? ¿Responde realmente a la necesidad que tienes?

Pero el cuestionario no acaba cuando se recogen los datos y se analizan los resultados. Debe ir seguido casi inmediatamente por acciones que incidan en los aspectos críticos o peor puntuados. Empezar por medidas simples y con un coste pequeño ayuda a que la percepción de cambio se instaure de manera rápida entre tus colaboradores. Puedes dejar para más adelante otros cambios de naturaleza más profunda que resulten más complejos o requieran de una mayor inversión.

Evaluación y mejora continua

Por último, seguir midiendo continuamente cada uno de tus movimientos te ayudará a entender si estás consiguiendo tus objetivos y establecer una tendencia.

Los resultados del cuestionario muestran una foto de un momento concreto, que mañana seguramente ya habrá cambiado, y el mes que viene, y el siguiente. ¿Puedes permitirte esperar un año para saber si tu plan de acción ha funcionado? Quizá entonces sea demasiado tarde. El impacto en la productividad se notará y la rotación habrá aumentado, pues tus colaboradores no esperarán tanto tiempo para comprobar si vas a resolver los problemas.

Si has entendido lo importante de la medición y la mejora continua, entonces lo único que necesitas es encontrar el sistema más eficaz para poner en marcha este enfoque.

¿Qué pensarías de un dispositivo en la pared que te permite saber cómo se sienten tus empleados cada día?

Mide y mejora el clima laboral con un dispositivo Celpax

Fuente imagen: Flickr / NGI197

Share Button
Daily Pulse se coloca a la salida del trabajo. Tiene una simple pregunta a los empleados:

¿QUÉ TAL FUE TU DÍA?

 
1. Pulsa el botón Verde o Rojo
 

2. Después de pulsar, las luces muestran cómo se sienten tus compañeros 

3. El resultado completo está online


Daily Pulse red green question