La medición del ROI en la retención de talento

Share Button

 

Medir el ROI (retorno de la inversión) en la retención de talento puede ser tan sencillo o tan complicado como quieras. Si ya te estás planteando que es posible que tus empleados no estén tan comprometidos como deberían, es hora de pasar a la acción. Los estudios afirman que cuatro de cada diez empleados no están comprometidos y, directamente relacionado con esto, cuatro de cada cinco empleado no alcanzan todo su potencial en el trabajo.

Por eso es hora de empezar a actuar ya. Mientras lo piensas y te decides por un plan, estás perdiendo dinero y talento. Comienza entendiendo qué es el talento y cómo se consigue. Lo que tu ROI va a medir es lo que inviertes en esas acciones destinadas a conseguir más compromiso y en qué grado han resultado efectivas. El compromiso es un intangible, una decisión personal de cada empleado.

Identificar el problema

Intenta entender dónde está el problema. Si en el último año abandonaron la compañía treinta personas y tienes una previsión de esto sucede a un ritmo de cinco al mes, es fundamental que entiendas bien por qué lo hacen. Medir el clima cada día, tener un valor absoluto de cuántos empleados tuvieron una buena jornada y cuántos se marcharon a casa con una sensación negativa, te puede dar muchas pistas de por dónde empezar.

Si cada día el porcentaje de negativos aumenta un poco, tienes un indicador muy claro de que tu problema no es puntual, sino que va a permanecer o agravarse en el futuro.

Pequeñas acciones que marcan la diferencia

Una vez que sabes cuál es tu punto de partida, puedes empezar a realizar pequeñas acciones. Olvida los grandes planes, la mayor parte de las veces se quedan en el papel y no se implementan por ser demasiado ambiciosos y poco realistas. No son una prioridad inmediata, de modo que no se ejecutan.

Por eso, empieza por lo fácil, por lo cercano. Poco a poco lograrás el interés de los empleados, que te ayudarán en los siguientes pasos. Hay  un montón de pequeñas cosas que puedes hacer, desde organizar comidas donde dos empleados al azar van a comer juntos hasta mover al personal de departamento  durante una semana.

Prueba a cambiar a tus empleados de sitio. Lleva un empleado de finanzas al departamento de ventas, desplaza a un comercial al área de logística. Plantéalo como un entrenamiento de una semana y verás los efectos positivos que obtienes. Mejorará el compañerismo y la comunicación entre departamentos, se desarrollará la empatía y la capacidad de entender los problemas a los que se enfrentan los compañeros, aumentará el trabajo en equipo.

Puedes organizar un concurso o promover mensajes de felicitación por haber ayudado a un compañero. Lo importante es que encuentres qué acciones son importantes para tus empleados, cuáles causan un impacto positivo en sus vidas, y ponerlas en práctica con frecuencia para mejorar de forma ágil y continua.

Medir a cada paso

Para saber si lo que estás haciendo funciona, es esencial medir todo el tiempo. Con un sistema como Daily Pulse tienes un indicador continuo de satisfacción diario. Así puedes comprobar si estás mejorando o no. Puedes saber si la última reunión general ha causado malestar si colocar una cesta de fruta en la cocina ha resultado positivo, o si los niveles han bajado el último medio año.

Es útil para líderes en todos los niveles que quieren mejorar o saber dónde están, pero sobre todo para RRHH porque permite justificar sus decisiones con indicadores cuantitativos, no solamente en base a sensaciones. Al obtener un resultado de cada acción, se optimizan los esfuerzos y el dinero invertido en iniciativas que de verdad merecen la pena porque causan un impacto positivo y duradero en los empleados. Así puedes trabajar de manera ágil, mejorando de forma continua. A largo plazo, el resultado es que se cultiva una sensación de que el empleado importa en la empresa, lo que genera compromiso y retiene el talento, que es el objetivo que buscas.

Mide y mejora el clima laboral con un dispositivo Celpax

Fuente imagen: Flickr / Sebastiaan ter Burg

Share Button
Daily Pulse se coloca a la salida del trabajo. Tiene una simple pregunta a los empleados:

¿QUÉ TAL FUE TU DÍA?

 
1. Pulsa el botón Verde o Rojo
 

2. Después de pulsar, las luces muestran cómo se sienten tus compañeros 

3. El resultado completo está online


Daily Pulse red green question