La comunicación en la empresa transparente

Share Button

Una empresa más transparente: La comunicación es clave

 

Cuanto más crece una compañía, más complejo resulta gestionar la comunicación dentro de ella.

La pirámide jerárquica tiene cada vez más niveles, los líderes cuentan con más personas a su cargo y una carga de responsabilidad mayor que a veces hace que olviden la importancia de comunicar de forma adecuada.

Así, poco a poco, las empresas grandes se vuelven opacas, las parcelas de información limitada se multiplican, los canales de comunicación se rompen y la incertidumbre crece entre los colaboradores.

Cuantas más personas forman parte de una compañía, más fácil resulta que alguna de ellas esté desinformada y contribuya a desinformar a su alrededor. Al final las personas pierden la confianza y, con ella, parte de su motivación para realizar su trabajo de forma excelente.

 

¿Qué esperan de ti tus colaboradores?

Ponerle remedio a esta situación no requiere tanto esfuerzo como imaginas. No tienes que hacer nada más que adoptar una actitud abierta. Tú y el resto de  directivos de la organización. Lo más difícil de este asunto es perder el miedo a dar malas noticias.

Tus empleados no esperan que todo vaya bien siempre. Las buenas noticias son muy motivadoras, pero pierden su efecto si no se balancean con otros momentos en los que todos son conscientes de que las cosas no están tan bien como podría esperarse.

Además, si lo que la empresa comunica es inconsistente con la percepción que tienen los empleados de la realidad o las promesas realizadas no se cumplen, la frustración inundará el ambiente.

 

Identificar a los líderes naturales de opinión

En todas las empresas existen ciertas figuras que actúan como líderes de opinión con un gran impacto en sus compañeros, independientemente de su función o grado de responsabilidad.

Es muy importante tener identificadas a esas personas, pues son las catalizadoras de los rumores.

Cuando una información pasa por ellas, se multiplica. Si su opinión es positiva ayudan sin pretenderlo a reforzar los mensajes de la empresa y a construir espíritu de equipo.

Si por el contrario es negativa, será muy importante neutralizarla para que no cause un impacto perjudicial en el resto de sus compañeros.

Para ello, habrá que dedicar un esfuerzo extra a mantener a estas personas bien informadas y a minimizar sus miedos y percepciones negativas para que no trasciendan al resto.

 

Cómo gestionar los rumores malignos

El impulso inicial cada vez que se propaga un rumor es lanzar una caza de brujas para encontrar y castigar al culpable, lo cual es sin duda un error. Los rumores son inevitables.

Es más, en la mayor parte de las ocasiones no son mal intencionados, sino fruto de una interpretación equivocada por no disponer de toda la información necesaria.

 

El teléfono roto

¿Conoces el juego del teléfono roto?

Varias personas se ponen en fila, la primera le cuenta una historia a la segunda al oído y sucesivamente hasta que la historia ha recorrido toda la fila. Cuando la última persona explica al resto la información que ha recibido, tiene poco que ver con los hechos originales. Este efecto es mayor cuantas más personas forman la cadena por la que se transmite la historia, y es lo que ocurre todos los días en tu empresa.

Con un  comportamiento fiscalizador, refuerzas la imagen de una compañía cerrada y poco tolerante, en la que expresar abiertamente las ideas no es posible. Eso no te conviene, de modo que reprime tus instintos.

Piensa en las causas que han podido provocar el rumor, ponte en el lugar de tus colaboradores para entender sus miedos y encuentra la mejor manera de sacar y hablar del tema con naturalidad.

La conversación es la mejor vacuna contra los rumores, los disipa antes de que se hagan inmanejables.

 

Tecnología al servicio de la comunicación

Muchas empresas se ayudan de las nuevas tecnologías para gestionar la comunicación interna. Las intranets de las empresas más transparentes de nuestro país se parecen más cada vez más a redes sociales donde todos participan y difunden su opinión y conocimiento.

Antes, la comunicación era unilateral, de arriba hacia abajo.

Por suerte se está acabando con esta tradición y en las empresas que mejor comunican en realidad no comunican tanto, más bien escuchan lo que sus colaboradores tienen que aportar y se ponen al servicio de sus necesidades particulares de información.

Eso se llama generar conversación y tratar a los empleados con la confianza que merecen.

Es ahí donde aparecen las empresas felices para trabajar.

 

 

 

Liderazgo KPI

Fuente imagen: Flickr/Sebastiaan ter Burg 

Share Button

Una herramienta para medir tus acciones de mejora

Lean manufacturing, medir KPI

Medir y mejorar clima laboral con smileys

El Celpax se coloca en la salida del trabajo:

Mide el clima laboral cada día:

1. Pulsa el botón verde o rojo

2. La consola online muestra el ambiente de trabajo

3. Conversa con tu gente. Mejora las cosas que les hacen pulsar rojo :)

 

 

Mide. Habla. Mejora.

 

Repite.

Lean manufacturing, medir KPI

Encuesta clima laboral