Indicadores del compromiso que debes conocer

Share Button

Indicadores de compromiso organizacional

 

Los empleados comprometidos están emocionalmente implicados con la organización en la que trabajan.

Son proactivos compartiendo sus ideas, se fijan en lo positivo de su empresa y lo expresan tanto interna como externamente y buscan tanto su éxito personal como el de su organización.

No es extraño entonces que superen con creces en todos los indicadores a los empleados no comprometidos.

 

 

Factores clave del compromiso

Para identificar los indicadores más adecuados para medir el compromiso, es necesario entender en primer lugar cuáles son aquellos elementos que mueven a los empleados a comprometerse.

Los últimos estudios apuntan en dos direcciones.

En primer lugar, el analista laboral Dan Pink establece tres factores:

  • Autonomía: la capacidad de control que podemos ejercer sobre nuestro trabajo y en la toma de decisiones que afectan al mismo.
  • Maestría: las posibilidades que existen de convertirnos en mejores profesionales, de desarrollarnos y formarnos para alcanzar mayor experiencia y excelencia en lo que hacemos.Daniel P
  • Propósito: la idea de que nuestro trabajo es útil para un fin que nos trasciende.

Lo que quiere decir Dan Pink con esto es que el factor económico no es el único ni el más importante a la hora de pensar en motivación y compromiso.

Funciona solo en determinados casos y a corto plazo porque es un motivador extrínseco (de naturaleza externa), mientras que los motivadores intrínsecos (de naturaleza interna) son la garantía de compromiso a largo plazo.

 

 

5 factores claves de exito

 

Por su parte, otros investigadores en la misma línea de Dan Pink coinciden en establecer cinco factores clave:

  • Reconocimiento: en la línea de entender que el trabajo está bien hecho (maestría) y que sirve para un fin superior (propósito).
  • Desarrollo profesional: se corresponde con el deseo de mejorar de las personas (maestría).
  • Habilidades de la dirección: tiene mucho que ver, entre otras cosas, con la cuota de responsabilidad que recibimos por parte de nuestros jefes para gestionar nuestro propio trabajo (autonomía) y con el clima que crean en el equipo.
  • Estrategia y misión: la posibilidad de contribuir al éxito de la organización y entender que las tareas individuales son esenciales para conseguirlo (propósito).
  • Contenido de trabajo: la posibilidad de hacer lo que mejor se nos da, es decir, de poder perfeccionarnos y alcanzar la excelencia en unas tareas determinadas (maestría).

Estos factores son los que  proporcionan las pistas para elegir los mejores indicadores que medirán el nivel de compromiso de tus empleados.

Contribuyen directamente, además, a crear un buen clima de trabajo y un estado de ánimo positivo en los colaboradores.

Es ese ambiente que no se puede describir pero que se percibe cuando se entra en contacto con una empresa con altos niveles de motivación y compromiso.

 

 

Indicadores del compromiso organizacional

Es importante medir siempre lo mismo y con la misma metodología, o se caerá en riesgo de mezclar datos de naturaleza diferente con lo que los resultados se pueden tergiversar.

Por lo tanto, la decisión que se toma sobre los indicadores al inicio es importante, ya que persistirá e impactará en el objeto de lo que se mide.

Si queremos medir el compromiso, debemos hacerlo midiendo aquellos elementos tangibles que contribuyen a que los empleados se sientan más comprometidos.

Cuanto más empírica sea la metodología y la naturaleza de los datos, más fácil será también eliminar elementos subjetivos que induzcan a interpretación.

Teniendo esto en cuenta, algunos indicadores que podemos utilizar son:

  • El estado de ánimo general: ¿Cómo medir el compromiso de los empleados? Existen herramientas fáciles de implantar y que proporcionan una medición diaria de este indicador.
  • La productividad: los empleados que se esfuerzan por ser mejores y por perseguir el éxito de la compañía (además del personal) son mucho más productivos.
  • El absentismo y la rotación: empleados poco motivados faltan al trabajo más a menudo y terminan por abandonar la compañía.
  • La satisfacción de los clientes: empleados más motivados consiguen que sus clientes estén más felices porque se esfuerzan por entender y satisfacer sus necesidades.
  • Las referencias: empleados más motivados, a los que les gusta su trabajo, son más proclives a recomendar su empresa a otras personas para que trabajen en ella. Por tanto, se puede medir qué número de empleados fueron seleccionados a través de recomendación de otros y cuáles por vías tradicionales de selección.

 

¡Si quieres saber más sobre el tema, no te pierdas nuestro artículo  Employee Engagement: Ideas sobre el compromiso en la empresa!

 

 

¿Cómo medir el compromiso de los empleados?

Liderazgo KPI

 

 

 

Fuente imagen: Flickr /BMGlobal

Share Button
Mejora tu clima organizacional con el Celpax

“En lugar de feedback anual, nos esforzamos diariamente en ir hacia la dirección correcta”

 

Eugène Kusse, Unilever

Unilever - clima laboral