El reto de pasar de la medición a la acción: encuesta de clima

Share Button

El reto de pasar de la medición a la acción

En una compañía, el comportamiento de los empleados depende directamente de dos factores:

  • Cómo se relacionan con su medio de trabajo
  • Qué percepción tienen de su compañía

Así pues, para mejorar ese comportamiento – y hacerlo más productivo, alineado al negocio o de mejor calidad – hay que modificar dicha percepción.

Conclusiones inesperadas

La encuesta de clima debe estar directamente ligada a los retos de negocio (mejorar la productividad o la satisfacción de los clientes, por ejemplo). Habrá dado como resultado una serie de aspectos a mejorar.

Probablemente te hayas llevado una o varias sorpresas al analizar las conclusiones, porque habrás descubierto que tu equipo percibe como negativos determinados ámbitos que tú no habías detectado.

Ni siquiera imaginabas que el 50% piensa que la empresa no comunica lo suficiente. O que el 36% considera que le faltan herramientas para realizar su trabajo.

El 66% siente que sus compañeros son demasiado competitivos y no recibe suficiente apoyo cuando tiene un problema.

¿Cómo ibas a saberlo?

Las percepciones son sentimientos provocados por muchos factores, que en ocasiones poco tienen que ver con la realidad. Influyen en ellas las inseguridades de cada uno o sus complejos, así como multitud de elementos subjetivos.

La encuesta de clima te permite profundizar más, conocer mejor a tus empleados cuando no tienes la oportunidad de tener conversaciones directas con ellos.

Canalizar la voluntad de cambio

Y ahora que ya lo sabes, la pregunta es, ¿qué vas a hacer para solucionarlo? El reto que se plantea es grande pero necesario. Cuando existe voluntad de cambiar por parte de la compañía, poner en marcha acciones de mejora es mucho más sencillo.

El mayor error suele consistir en idear un ambicioso plan de acción, que requiere de una importante inversión y mucho tiempo para implementarlo. El entusiasmo inicial pronto se desinfla y el día a día en el departamento de Recursos Humanos termina haciendo que el gran plan de acción se quede guardado para siempre en un cajón.

Así, se debe trabajar las encuestas con un enfoque distinto, centrado en tomar acción. ¿Cómo vas a canalizar el cambio?¿Cómo vas a conseguir que tus managers utilicen también los resultados de la encuesta para tomar acción?

Dividir la montaña

El truco consiste en dividir la gran montaña en pequeños granitos de arena. Dar un paso y después otro. Y después otro. Cada uno actuando en su ámbito. Por un lado, el departamento de Recursos Humanos llevando a cabo pequeñas y constantes iniciativas que estimulen la motivación. Por otro, cada jefe de equipo actuando directamente con su equipo; generando más conversaciones relevantes y escuchando mejor a sus colaboradores.

Es importante también saber utilizar el conocimiento y las habilidades existentes dentro de la empresa para extenderlas al resto. Normalmente se compara entre departamentos, pero no se comparte esta información.

Por ejemplo, si en un área concreta las puntuaciones de la encuesta son muy buenas, es importante identificar cuáles son los motivos, para que se puedan organizar acciones de mentoring y que otros departamentos que han obtenido peores puntuaciones puedan aprender de las buenas prácticas.

Además, se pueden cruzar los datos obtenidos con otras métricas de negocio, como la satisfacción de los clientes o el nivel de productividad. Esto ayuda a que el resultado sea relevante para los jefes de área y lo analicen con su equipo de manera dinámica para plantear soluciones.

De acuerdo con el estudio de ISR Employee Engagement Report (Informe de Compromiso de los Empleados) las empresas con altos niveles de compromiso aumentaron un 19,2% sus ingresos. ¿Se cumple esta relación entre el compromiso de los empleados y la cuenta de resultados en tu compañía?

Entre paso y paso, medir permanentemente a ver qué sucede. ¿Se están percibiendo cambios? Si la respuesta es positiva, motivará increíblemente al equipo de Recursos Humanos para seguir con nuevas acciones. Si es negativa, habrá que parar y rectificar a tiempo. Un año – hasta la siguiente encuesta de satisfacción – es demasiado tiempo para mantenerse a ciegas, sin datos que permitan comprobar que el trabajo realizado tiene resultados.

Mejora continua

Tienes dos formas de plantearlo. La primera sería: hay que hacer un plan para cambiar la política de retribución de la compañía. Juntas a todo el equipo de Recursos Humanos y los pones a pensar. Medidas, acciones, planes, calendarios…

En un par de meses, tendrás un bonito informe de un montón de páginas y con grandes ideas que nunca se llevarán a la práctica porque requieren de un equipo mucho más numeroso del que dispones y de una inversión económica para la que no tienes recursos.

Pero también puedes plantearlo de la siguiente forma, intentando adquirir un enfoque de mejora continua basado en pequeñas acciones que marquen la diferencia:

  • Hay que alegrar el ambiente de trabajo: vamos a preguntar ¿cómo harías la oficina más acogedora? y implementar algunas de las sugerencias, por ejemplo poner más plantas o cambiar la distribución de los muebles.
  • Hay que estimular el trabajo en equipo: vamos a organizar espacios informales de conversación, para que los empleados dialoguen más entre ellos.
  • Hay que reconocer más las actitudes positivas: vamos a dar hacer una votación entre toda la compañía, implicando a todos, para dar un reconocimiento a los tres empleados que mejor actitud. tienen, los más valorados en ese sentido por sus compañeros.

Mejoras estructurales

La lista puede ser interminable y cada una de estas acciones lleva poco tiempo y mucha menos inversión realizarla.

Está claro que, de fondo, tendrás que trabajar en mejoras de tipo más estructural que requieren de un análisis e implementación más lentas.

Pero mientras tanto tus colaboradores estarán percibiendo las mejoras desde el primer momento y tú podrás evaluar la evolución positiva día a día.

 

 

 

Liderazgo KPI

Fuente imagen: Flickr / Nguyen Vu Hung

Share Button

Una herramienta para medir tus acciones de mejora

Lean manufacturing, medir KPI

Medir y mejorar clima laboral con smileys

El Celpax se coloca en la salida del trabajo:

Mide el clima laboral cada día:

1. Pulsa el botón verde o rojo

2. La consola online muestra el ambiente de trabajo

3. Conversa con tu gente. Mejora las cosas que les hacen pulsar rojo :)

 

 

Mide. Habla. Mejora.

 

Repite.

Lean manufacturing, medir KPI

Encuesta clima laboral