El porqué del cuestionario de satisfacción laboral

Share Button

Las compañías maduras entienden que realizar un cuestionario, o encuesta, de satisfacción laboral entre los empleados implica estar abierto a recibir críticas sobre la gestión que realiza. ¿De qué sirve preguntar si no se quiere conocer la respuesta?

Superada esta barrera inicial, que ya indica una voluntad de cambio, el reto al que se enfrentan las organizaciones tiene que ver con entender bien sus propios objetivos y poner en el centro al trabajador. ¿Qué quiero conseguir con mi cuestionario? ¿Para qué me servirá? ¿De qué manera hará que el equipo se sienta más involucrado? ¿Cómo voy a hacer los resultados relevantes para la dirección?

El antes y el después del cuestionario de satisfacción laboral

Toda encuesta de clima tiene un antes y un después. La preparación es muy importante, y no se debe perder el foco durante el proceso. El error suele suceder cuando lo simple se vuelve complicado casi sin que nos demos cuenta. Los departamentos de recursos humanos se desvían del propósito cuando gastan el tiempo en preparar las encuestas, repasar las preguntas, compararlas con las del año pasado para decidir si se repetirán o se cambiarán, se embarcan en el diseño de sofisticados y ambiciosos sistemas de medición basados en cálculos de las respuestas… en lugar de detenerse a preguntarse el porqué y poner más enfoque en los empleados.

Las preguntas son clave y sólo si están bien formuladas darán respuesta a esa necesidad inicial de entender cómo se siente tu equipo y por qué.

Por otro lado, siempre hay tiempo para nuevas preguntas. Poner al empleado en el centro de tus preocupaciones significa que siempre estarás abierto al diálogo. No olvides que el día a día está lleno de buenos momentos para intentar mejorar de forma ágil. La encuesta puede actuar como un disparador, un momento en el que reflexionar en profundidad sobre los problemas que existen en la empresa, pero la situación cambia cada día y hay que seguir preguntando constantemente.

El día en que tanto tú como los managers de tu empresa logréis que la conversación sea fluida, llegarás incluso a plantearte si necesitas hacer una encuesta una vez al año. ¿Para qué? ¿Para preguntar por escrito algo sobre lo que ya charláis cada día a la hora del café?

Si quieres respuestas diferentes, haz las preguntas de forma distinta

Del mismo modo, si aún te encuentras en la fase en la que la encuesta es útil, el enfoque que utilices demostrará si de verdad estás poniendo al empleado en el centro. ¿Qué tengo que hacer – o dejar de hacer – para mejorar el clima laboral? Cuando es la primera vez que se realiza la encuesta, este enfoque establece un punto de partida, cuando se pone en marcha anualmente, permite establecer comparaciones con años anteriores.

Empezar con esta pregunta te permite llegar a la raíz del problema de forma natural.  Es como cuando te duele la cabeza y te tomas una aspirina (¿qué puedo hacer para que me deje de doler la cabeza?). Si continúas profundizando en el problema, terminarás preguntándote de dónde viene el dolor (¿por qué me duele la cabeza?). Con las encuestas de clima sucede exactamente lo mismo.

¿Qué hago mal?

¿Por qué no te preguntas – y preguntas a tus colaboradores – qué estás haciendo mal para que el clima laboral no sea tan positivo como te gustaría?

Es una técnica de la vieja escuela, pero funciona realmente bien. Si te acercas a cada persona y les haces preguntas abiertas e interesantes, te sorprenderá lo reveladoras que son las respuestas y cómo pueden ayudar en dos vías, por un lado a solucionar los problemas que te preocupan y por otro lado a comprometerles y retenerles durante más tiempo.

Para que las respuestas sean honestas, es mucho mejor que te acerques a ellos en una conversación casual y poco planificada. Evita el tono imperativo del tipo “necesito que vengas a mi despacho el jueves a las tres para tener una pequeña charla”.

Comenzar a crear un diálogo

Será una forma estupenda de comenzar a crear un diálogo que incluye a todos los empleados, no solo a la línea directiva, acerca de qué aspectos de la situación actual necesitan ser modificados o, al menos, reflexionados porque perjudican la motivación de los empleados.

Si quieres saber más sobre el tema, no te pierdas nuestro artículo sobre el presente y futuro del cuestionario de satisfacción laboral

Mide y mejora el clima laboral con un dispositivo Celpax

Share Button
Daily Pulse se coloca a la salida del trabajo. Tiene una simple pregunta a los empleados:

¿QUÉ TAL FUE TU DÍA?

 
1. Pulsa el botón Verde o Rojo
 

2. Después de pulsar, las luces muestran cómo se sienten tus compañeros 

3. El resultado completo está online


Daily Pulse red green question