El capital humano, el gran reto de las empresas (y Recursos Humanos)

Share Button

El capital humano, el gran reto de las empresas

Tras varios años de recesión económica, parece que las empresas vuelven a consolidar sus niveles de crecimiento. Las que han sobrevivido a la crisis han sufrido reestructuraciones y se han vuelto más eficientes y competitivas.

Por eso este año veremos cómo los principales desafíos de los directivos ya no se van a localizar en cuestiones relacionadas con el aumento de ventas, optimización de costes, innovación o eficiencia, como sucedía en años anteriores.

El estudio anual “CEO Challenge” (Desafíos Directivos) publicado en el Financial Times muestra cómo en el 2014 los primeros puestos de la lista de retos en la dirección de las organizaciones están ocupados por las cuestiones relacionadas con el capital humano.

El capital humano es, en términos empresariales, el valor económico potencial que se asigna a la capacidad de los empleados para generar riqueza para la empresa gracias a su cualificación en relación con las tareas que deben desarrollar.

Por ejemplo, de nada sirve que una fábrica de calzado adquiera la mejor maquinaria para producir más zapatos en menos tiempo si los empleados que tienen que manejarla no saben cómo hacerlo o no están interesados en sacarle el máximo partido.

Volviendo a los desafíos que se presentan para este año en cuanto a capital humano, las empresas están preocupadas no solo por mejorar la productividad o aumentar el nivel de cualificación (por ejemplo, a través de la formación), sino por dos aspectos quizá más claves:

  • Aumentar el compromiso de los empleados
  • Incrementar los esfuerzos para retener el talento crítico

¿A qué se debe este cambio?

Vivimos una época de cambios. Las nuevas generaciones, que ocuparán los puestos de trabajo en el futuro más cercano (es decir, en los próximos diez años), buscan en su trabajo no solo el bienestar económico sino un propósito.

Los jóvenes de hoy, que serán los adultos del mañana, han invertido gran parte de su vida estudiando una carrera universitaria, complementada con uno o varios estudios de posgrado e idiomas, como para ir a trabajar porque sí. Buscan un propósito en lo que hacen, quieren contribuir a algo en el mundo.

Como están mucho más preparados, han desarrollado mayores expectativas sobre lo que va a ser su aportación a la empresa.

Según un estudio de la Fundación Universidad – Empresa sobre el compromiso laboral de los universitarios, los jóvenes buscan el equilibrio entre vida personal y laboral y dan importancia a tener un trabajo interesante y gratificante (8,9 puntos) sobre una retribución atractiva (8,2 puntos) o la seguridad en el puesto de trabajo (8,0 puntos).

¿Qué me debe aportar mi trabajo?

Llama la atención que, ante la pregunta de ¿qué me debe aportar mi trabajo? las respuestas relacionadas con aprender constantemente y tener un sentimiento de utilidad (9 y 8,9 puntos respectivamente) se valoran de forma mucho más positiva que otras como obtener prestigio o recibir admiración y reconocimiento (7,2 y 6,7 puntos).

Trabajar en una empresa para toda la vida ya no es una motivación, a favor de seguir formándose y asumiendo retos.

Las compañías, en consecuencia, deben adaptarse a estas expectativas si quieren atraer y retener empleados con talento.

Por ello las preocupaciones de los directivos se han trasladado de ganar eficiencia y competitividad en el producto o servicio que comercializan a hacerlo a través de la ventaja competitiva proporcionada por su capital humano.

Compromiso laboral

El esfuerzo se centra ahora en conocer qué mueve a las personas hacia el compromiso y en desarrollar estrategias para activar esas palancas de  motivación.

En este sentido, los jóvenes que serán los profesionales del futuro se comprometerán con las empresas que les ofrezcan espacios de aprendizaje, trabajos innovadores y cuotas mayores de responsabilidad.

La medición gana relevancia en este contexto y se vuelve una herramienta imprescindible para que los departamentos de recursos humanos verifiquen que están en el buen camino.

¡Si quieres saber más sobre el tema, no te pierdas nuestro artículo sobre employee engagement!

Y como siempre, si te apetece medir el clima laboral con nuestro dispositivo Celpax, es gratis.

 

Fuente Imagen:  Flickr/ Victor1558

Medición del clima laboral en tiempo real

[/padding_box]Pide 1 dispositivo Celpax sin coste

Share Button