Cuándo realizar (o no) una encuesta de clima

Share Button

Preguntar a tus empleados sobre los temas que te preocupan siempre es positivo.

fidelización de empleados

Ya sea en una conversación informal, con una encuesta o con sistemas de medición permanentes como Celpax, ya solo el hecho de implicarles en las soluciones genera un mayor nivel de compromiso.

Además, la información que obtendrás al preguntar a tus empleados por sus preocupaciones y sus motivaciones te resultará muy útil para diseñar tus próximas líneas de actuación en cuanto a cómo mejorar el ambiente laboral para aumentar la productividad y mejorar la satisfacción de los clientes.

Elegir el momento de la encuesta de clima

No obstante, debes elegir el momento y las circunstancias en las que lanzas tu encuesta de clima.

Si la conversación es parte de la cultura una encuesta en frío tiene poco sentido, pero es fundamental cuando la empresa es muy grande y la comunicación entre directivos y empleados se hace más difícil a causa de los múltiples niveles de jerarquía entre ellos.

Otros factores que impactan en cuándo debes poner en marcha una encuesta de clima son los índices de rotación, los eventos puntuales que están sucediendo en la empresa, la voluntad de cambio por parte de la compañía y la implicación de los managers.

El tamaño importa

Es útil realizar encuestas de clima laboral periódicas cuando las empresas adquieren un tamaño tan grande que se pierde la relación personal entre los altos directivos y el resto de empleados. En organizaciones con varios niveles de jerarquía en las que los directivos que toman las decisiones están muy alejados de la realidad cotidiana, una encuesta de clima proporciona la información que es inviable obtener por otras vías, como entrevistas con todos los empleados.

En compañías de menor tamaño, donde el director general tiene la posibilidad de conocer a todos sus empleados por nombre y tratar con ellos personalmente, las encuestas de clima no son tan necesarias siempre que se mantenga una actitud constantemente abierta al diálogo y se establezcan otros canales directos y frecuentes de conversación.

Índice de rotación

Dado que la encuesta de clima mide la satisfacción laboral en un momento muy concreto del tiempo, que coincide con el momento en que se recogen los datos, las empresas en las que hay mucha rotación no la valoran como la mejor herramienta. El motivo es fácil de adivinar; a la hora de implantar las medidas surgidas de los resultados, el escenario habrá cambiado tanto que ya no tendrán sentido. Las personas serán otras y sus motivaciones diferentes.

El momento clave

Si la encuesta se realiza justo después de vacaciones, tras una comunicación estratégica de la compañía o un expediente de regulación de empleo, los resultados aparecerán sesgados. Por otro lado, cuando se lanzan encuestas en momentos de picos de trabajo, la participación desciende notablemente o bien el estrés de las circunstancias hace que se respondan más negativamente que que en momentos de un nivel de trabajo normal.

El empleado está concentrado en resolver lo urgente y como la participación en la encuesta es voluntaria, pasará a segundo plano o se utilizará como una vía para protestar. Por ello es conveniente elegir un contexto de carga laboral y condiciones de normalidad.

Voluntad de cambio

Tampoco tiene sentido poner en marcha una encuesta de clima si no hay intención por parte de la compañía de mejorar los resultados a través de acciones directas y concretas. Este tipo de iniciativas suelen ponerse en marcha desde el departamento de Recursos Humanos, pero es vital que cuenten con el apoyo del negocio. Si no es así, es bastante probable que su éxito de participación sea escaso.

Así pues, identifica a tus mejores aliados antes de lanzarte a enviar encuestas, conseguirás más implicación y participación por parte de tus empleados. Por otro lado, la implicación de los managers es, en este sentido, clave, porque ellos serán los motores de cambio dentro de la compañía.

Sabiduría de la multitud

En esas ocasiones en las que te enfrentas a un reto que no sabes muy bien cómo afrontar, preguntar la opinión a tus colaboradores es una excelente forma de obtener ideas frescas y  diferentes perspectivas sobre cómo solucionar ese problema. No tienes la capacidad de entrevistarte con toda la compañía así que lo más sencillo es preguntar mediante un formato de encuesta. ¿Te dará las respuestas que necesitas? ¿lo hará de forma ágil y en un tiempo suficientemente rápido? La alternativa es utilizar la técnica del “wisdom of the crowd” (sabiduría de la multitud).

Consiste en conversar sobre ese reto con algunas personas aleatoriamente, situadas en diferentes roles dentro de la empresa. Ahora bien, no debes limitarte a pedirles que te hablen sobre qué piensan ellos de ese problema que te preocupa, sino qué creen que piensan sus compañeros, cuál es el sentimiento general.

Por un lado, los empleados a los que preguntes no temerán expresar opiniones negativas porque no son suyas propias sino de los demás, por otro, capturarás las opiniones no solo de las personas a las que preguntas, sino de todas las que están en su círculo de influencia.

Si quieres saber más sobre el tema, no te pierdas nuestro artículo sobre el futuro de la encuesta de clima labora!

 

 

 

Liderazgo KPI

Fuente imagen: Flickr / Andreanna Moya Photography

Share Button

Líderes lo usan en 60 países:  

Example of manufacturing well-being initiatives

Prensa:  

Reviews Celpax device