Si eliges un trabajo que te guste, no tendrás que trabajar ni un día de tu vida

Share Button

Si eliges un trabajo que te guste, no tendrás que trabajar ni un día de tu vida

Uno de los pensamientos más conocidos de Confucio es el que afirma que si eliges un trabajo que te guste, no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.

Mira a tu alrededor, ¿cuántas de las personas que trabajan en tu empresa podrían decirlo? Seguramente no muchas.

Los lunes son días malditos y en las conversaciones de pasillo la frase que más se escucha es “estoy deseando que llegue el viernes”.

Esta sensación es común en muchas empresas, especialmente aquellas que no entienden la importancia de cultivar un clima labora agradable y estimulante.

En primer lugar, impacta directamente en la productividad de los empleados y por tanto en los beneficios de la empresa. Por otro lado, un empleado contento es el mejor embajador de una compañía.

Además, el ambiente laboral positivo disminuye el estrés y el absentismo.

Así lo afirman los expertos en management, que llevan años anunciando que “la sostenibilidad de las organizaciones pasa por construir entornos laborales que fomenten y respeten el bienestar físico y mental de sus trabajadores”.

En relación con la retención de talento, según las encuestas el clima organizacional es uno de los factores decisivos que un profesional tiene en cuenta a la hora de quedarse o marcharse de su empresa.

Porque todos necesitamos ambientes de trabajo en los que podamos lograr nuestros objetivos profesionales al mismo tiempo que entablamos relaciones sociales en un entorno relajado y estimulante.

Es en este aspecto donde los líderes juegan el papel más importante, pues en muchas ocasiones no se dejan trabajos, se dejan jefes.

Robert Levering, co-fundador del Instituto Great Place to Work mantiene que “un buen lugar para trabajar es aquel en el que uno confía en las personas para las que trabaja, está orgulloso de lo que hace y disfruta de las personas con las que trabaja”.

¿Cómo puedes mejorar el ambiente laboral de tu empresa con un presupuesto mínimo?

Aunque no lo creas, no necesitas un gran plan ni una inversión desorbitada para conseguir que tus empleados estén más contentos. Con pequeños gestos en distintos ámbitos un día gris en la oficina se puede convertir en un buen día.

Y lo mejor de todo es que provocarás una reacción en cadena que se extenderá al resto de la organización. ¿A qué esperas?

Tu propia actitud es también muy importante. Si es positiva, generarás un buen ambiente. Si llegas al trabajo enfadado, contagiarás al resto de tu mal humor. Cuida tus maneras y sé agradecido. La actitud es la clave, todo empieza por ti.

Fíjate también en el espacio físico de la oficina. Seguro que hay algo que puedes hacer para conseguir que sea más agradable sin necesidad de una gran inversión. Redistribuye los muebles y llénalo de plantas. Funciona.

Investigadores de la NASA confirman que las plantas eliminan hasta un 73% de los compuestos orgánicos volátiles y otros contaminantes en recintos cerrados.

Otra táctica para crear buen ambiente es fomentar la interacción personal y el trabajo en equipo.

Además, si creas momentos especiales, por ejemplo felicitando a tus empleados por su cumpleaños y les dejas salir antes, harás que se sientan importantes y se acordarán durante mucho tiempo.

La transparencia es otro factor fundamental en un buen clima. El secretismo y el ocultismo comunes en muchas empresas favorecen ambientes nocivos que son muy difíciles de sanar.

La conciliación es el último de los aspectos fundamentales en un ambiente laboral positivo y estimulante, basada en recetas como una mayor flexibilidad horaria o el teletrabajo.

fidelización de empleados
Te interesa el tema de Estrategias de fidelización de empleados? Tu primer Celpax es totalmente gratuito. Empieza a medir y mejorar tu ambiente de trabajo.

Medición del clima laboral en tiempo real

Pide 1 dispositivo Celpax sin coste

Fuente imagen: Flickr / Michael Leibrecht

Share Button