Analizar el punto de partida – mejorar el compromiso laboral

Share Button

¿Sabes realmente si tus empleados son felices?

¿Te has planteado medir su nivel de compromiso? Además muchas veces nos equivocamos en saber cómo están nuestros empleados. Sería muy útil para ti conocer cuántos de tus empleados se sienten bien en su trabajo y cuál es el riesgo real de que te abandonen en un futuro cercano.

Si te propones analizar el punto de partida en cuanto a compromiso, puedes hacerlo de forma muy sencilla con Daily Pulse, un sistema que proporciona datos fiables, inmediatos y de forma continua sobre la satisfacción de los empleados para detectar tendencias y reaccionar a tiempo.

¿Qué tal fue tu día?

El Daily Pulse es un sistema muy sencillo. Se trata de un pulsador que se coloca a la salida del trabajo. Cuando los empleados salen por la puerta tienen la opción de responder voluntariamente a una potente y sencilla pregunta: “¿qué tal fue tu día?”, pulsando un botón verde cuando la respuesta es positiva y rojo cuando es negativa. El porcentaje de rojo o verde es el indicador global de satisfacción en tu empresa.

Device Mobile World Congress 2016

El punto de control

Cuando instalas Daily Pulse en tu compañía, es recomendable que recojas datos durante una temporada antes de sacar demasiadas conclusiones. Al principio no tienes elementos de comparación, por lo que no sabes si los resultados de los primeros días se corresponden con lo que será tu media habitual o bien ha sucedido algo que ha ocasionado un grado de satisfacción por encima o por debajo de esa media. Después de 45 días la medición es estadísticamente estable.

Por ejemplo, en algunos casos la instalación de un sistema de este tipo genera mucha curiosidad y los empleados quieren entender cómo funciona. Por eso los primeros días pulsan tanto el rojo como el verde, prueban el pulsador para ver cómo funciona y ver las respuestas de los compañeros, hasta que en poco tiempo adquieren un criterio en base al cual comienzan a pulsar habitualmente.

En casos concretos, una compañía que esperaba tener buenos resultados, inicialmente encontró que los primeros días las respuestas fueron muy negativas. Algo había pasado justo el día que empezaron a medir, porque durante la semana siguiente los niveles de satisfacción aumentaron notablemente y se estableció una tendencia positiva.

Pulse survey to detect mood trends among employees

Detección de alarmas

En unas pocas jornadas el Daily Pulse se convierte en un hábito y los empleados dejan de pensar en los detalles de lo que sucedió en concreto para sintetizarlos en una sensación general del día. Es en ese momento cuando se tiene un punto de control, una media que será la que marque la tendencia.

Después de dos semanas ya tienes un resultado para comunicar (porque los empleados desean tener feedback, es un punto clave para generar confianza), pero recomendamos esperar 45 días para tener un resultado que es estadísticamente más validado para hacer un análisis en profundidad.

Esto no impide que puedas ser transparente e informar del resultado después de siete días, pues igualmente ellos pueden ver el resultado con las luces cada día tras pulsar. Las luces muestran el sentimiento general de los trabajadores en las últimas 24 horas. Así, en 45 días ya se puede establecer cuál es el resultado en un día normal e identificar cuándo pasa algo y ver de forma continua si la tendencia empieza a bajar o subir.

Por ejemplo, imagina que en un día normal tienes un promedio de 75% de votos verdes. Necesitas hacer una reunión para comunicar a tus empleados que la empresa comenzará a comercializar sus productos en el mercado ruso. Como todos los cambios, esta comunicación produce cierto rechazo y los empleados comienzan a pensar en barreras. Al final del día, tu resultado es solamente un 40% positivo. Este resultado es un gran indicador de que a tus empleados hay algo que les produce inquietud.

¿Qué puedes hacer en estos casos?

¿Debes cambiar tu estrategia? Comienza por preguntar a tu gente los motivos de su reacción, porque si son ellos los que van ejecutar tu estrategia y no están convencidos, tienes muchas posibilidades de que fracase. Puedes poner en riesgo todo el proyecto simplemente porque no entienden por qué están haciendo lo que les pides.

Cuando les preguntes, en función de su opinión, es posible que decidas replantearte la estrategia, porque no has tenido en cuenta determinados aspectos que son importantes y que tus empleados te hacen ver, porque son los que están en contacto diario con tus clientes, con el producto y saben cómo funciona tu empresa.

Quizá no es la estrategia lo que está mal, sino la forma en la que la has presentado. Porque tus empleados se encuentran en un ámbito de actuación más reducido que el tuyo. Tú tienes todos los datos, sabes exactamente por qué has planteado la estrategia de esa forma, es una decisión gradual, que llevas mucho tiempo valorando. Pero ellos no conocen tus razones, así que tendrás que explicarlas y convencerles de que son adecuadas. Y de nuevo, medir si los niveles de satisfacción en Daily Pulse vuelven a subir a tu 75%  inicial.

De esta forma, Daily Pulse no te dice lo que está mal, pero te da la señal de que pasa algo y que deberías escuchar más a tu gente. Esto es precisamente lo que una empresa necesita para adoptar un estilo de liderazgo más cercano y más orientado a la retención de talento para mejorar continuamente con el respaldo de los datos obtenidos.

También puedes usar Daily Pulse para medir cuando estás en un “top” o pique (haz una pequeña acción el día antes por ejemplo) para lanzar el mensaje de cambio cuando la gente está de buen humor. Estarán más receptivos. Cuando comunicas un cambio en alguna política de la empresa o un cambio organizacional, puedes ver el impacto.

Mide y mejora el clima laboral con un dispositivo Celpax

Fuente imagen: Flickr / Al Abut

Share Button